NeoGrafo

 
Visita a Fountain Pen Hospital

Estas pasadas fiestas de semana santa, tuve la oportunidad, junto a mi mujer, de visitar Nueva York, y como no, era de visita obligada la tienda por excelencia de estilográficas: Fountain Pen Hospital, en el número 10 de la calle Warren, al sur de Manhattan. Fue fundada por Phil Wiederlight y Al Wiederlight (el padre y el abuelo, respectivamente, de los propietarios actuales) en el año 1946.

Trabajan con más de 50 marcas de estilográficas diferentes, desde Caran d'Ache, Delta, Montegrappa, Omas, Pilot, Pelikan, Sheaffer o Visconti, solo por nombrar algunas de ellas. Podemos encontrarnos con plumas clásicas, de segunda mano, limitadas, nuevas, modernas, yo creo que todas las que podamos querer, están ahí. Entrar en la tienda, es como volver a ser un niño, te invade una sensación de curiosidad y felicidad (también de compra, para que negarlo) a la vez, que te invita a escudriñar cada una de las vitrinas que tienen, los expositores, a probar las estilográficas de muestra que tienen, las tintas, ¡madre mía! ¡que de tintas!

Lo primero que hice fue pedirle permiso al señor que estaba detrás del primer mostrador, tras la caja registradora, para hacer fotos de la tienda, a lo que no puso pega alguna. Así que como se suele decir que una imagen vale más que mil palabras, aquí las tenéis:

Yo iba con los deberes hechos. Gracias a su página web, tenía impresa una lista de lo que iba a comprar, con fotos, números de referencia y descripción. Me posicioné en otro de los mostradores que tenían, y un amable señor se me acercó, presentándose como Joe.

-Soy Joe, ¿puedo ayudarle?

-Sí, tenía hecha una pequeña lista de lo que quiero -contesté-

-Ok.

 

Cogí la lista de la mochila, y la coloqué en el mostrador. Joe la cogió y se quedó unos segundos observándola. Me imagino que en su larga trayectoria en el negocio, no será la primera vez que ve algo así.

-¿Cual quiere?

-Todas.

-Wow ¿de donde ha sacado la información? tiene hasta fotos ¿de nuestra web?

-Sí, así no me olvidaba de ninguna.

 

No pudo evitar una sonrisa, a la que siguió un giro de 180 grados que le encaminó hacia la ubicación de la primera de ellas. Con la cantidad de cajones, cajas y estanterías que había, no tuvo duda, fue derecho a por ella, y así, una a una, fue completando la lista. Cada vez que traía una, la sacaba de la caja, me la enseñaba y probaba el émbolo de carga para ver que giraba sin problema. Luego me la ofrecía para que la viese yo mismo. Al acabar, me preguntó que si quería escribir con alguna de ellas. Tenía allí mismo un cuaderno y varios tinteros de Montblanc para que los clientes puedan probarlas.

Al acabar, me dieron un catálogo (que se puede pedir en su web y lo envían sin coste) y me dieron una tarjeta de regalo para la próxima compra, además de hacer una rebaja de más de 30$ en el precio total. No me queda nada más que darles las gracias, de nuevo, y desearles unos prósperos y venideros años en este sector.

Categoria: fph newyork tiendas  - Fecha: 2016-04-03 20:32:10 - Se sitúa en la parte superior de la página
No hay comentarios.